Lluvia que arde

Salí a la lluvia y fui libre
Así me calara hasta el alma
Sentí el frescor, recorriendo mi piel
Sonido sordo que el ruido tapa
Mi cara hacia el cielo y mis ojos ya ven

Por un instante, mi sueño de no temer nada

Fundirte en la tormenta
Como el retiro de lo cotidiano
Como andar senderos verdes y angostos
Como ser parte de lo renegado:
De la tierra y el aire
Del agua y la vida

Cada gota cayendo como un encargo

A ti que la tormenta no moja
Sino que quema
A ti que de mí no huyes
Sino que bailas y cantas
Invita a bailar en mi fiesta
A quien tú hagas arder y bailar

Anuncios

3 comentarios en “Lluvia que arde

  1. Nacho… me llega tanto tu poema… lo adoro… que la lluvia no nos moje, que nos queme!!!!! si!!!! realmente me mueve y lo hago mío, porque alguna vez te lo dije, cuando lanzas poesía de esa manera ésta ya no es sólo tuya… Gracias por tan intenso poema… me gusta cada palabra, cada línea… y, por cierto, qué chida la nueva imagen de tu blog.

    Le gusta a 1 persona

  2. Muchas gracias, Zuri, es todo un honor recibir tus palabras y si te soy sincero me animan especialmente a seguir publicando.
    Me lo pregunto a diario, de hecho, por qué, pero llegas tú con tu entusiasmo y sinceridad y se despeja la duda 🙂
    Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s