Relato XIV – La canción

No para de preguntarse cómo se titula. Compás suave, melodía dulce, letra melancólica, no es la primera vez que escucha la pieza. No puede recordar cuándo fue la última vez. Quizás sentado en la barra de un bar de grandes ventanales, atravesado por la oscuridad proveniente del exterior, desde donde voyeurs pasajeros absorben parte de su copa, y la vomitan al instante. Allí se lamentaba de su cobardía y apuraba los últimos instantes de una copa que haría rebosar su consciencia amarga, dañina.

Quizás la oyó sonar en aquel coche aparcado a la puerta de casa, que tan violentamente cerró aquella noche. Aun lloviendo entre fogonazos de clarividencia y estruendo de tiempos nuevos, tuvo la certeza de que somos un cúmulo de cicatrices que ningún maquillaje puede ocultar.

O posiblemente en ese breve momento en que miró al cielo oleoso de un crepúsculo frío, solitario y alejado de toda injerencia externa, y habló con alguien, o algo, que le hizo entender cómo funciona todo, para acto seguido no entender nada en absoluto. Esa fue una soledad pura, plena, no la que el día a día le brinda ataviado de una mampara imaginaria, una cotidianeidad en la que centímetros se convierten en kilómetros, un roce en la piel es un punzón y una mirada dice menos que nada o más que lo deseable.

Las notas, como un psicotrópico, van lentamente modificando su percepción de la realidad, le convierten en algo que no es, en una proyección de sí mismo que no reconoce, un trance ineludible, de colores intensos con vida propia, que se mueven lentamente. Poco a poco deja que aquello le invada, no lucha, abandona la batalla, deja caer la muralla aún con el temor de que la ciudad caiga en el peor de los saqueos, temor que se torna certeza cuando siente una punzada en el estómago y una imagen del pasado, nítida, se presenta en su mente.

Un rostro difuminado, cuya melena se mueve con un viento que arrastraba las preocupaciones, y que pronto rescata de su memoria tirando de una cuerda que al otro lado sujeta un plomo de varias toneladas. Un conjunto de tonos apagados al fondo, y que poco a poco va engullendo el rostro, empequeñeciéndolo y alejándolo, hasta convertirse en un minúsculo punto. Para entonces la música ya le ha cambiado. Otra vez. Thunder Road, eso es.

Anuncios

Fragile – Fuel Fandango (Letra y traducción)

Cuando se unen una cantante de flamenco (Cristina Manjón “Nita” ) y un dj (Alejandro Acosta ) para componer, en principio el resultado de la fusión puede parecer extraño, pero en el caso de  Fuel Fandango lo cierto es que es espectacular. Sin dejar de lado, ninguno de los dos, el estilo que les define, mi opinión es que han conseguido crear una música muy fresca y potente, con un sello muy personal, que va desde el funk fusionado con flamenco, música bailable y electrónica fusionada con rock, etc. La voz de “Nita” cambia del registro soul al quejío con una facilidad y perfección asombrosas. Las melodías por lo general son muy pegadizas, que aunque es un adjetivo que no me gusta demasiado porque suena a “mainstream” y no lo son en absoluto, creo que su música, nacida en la escena indie, no está dirigida, ni pretende estarlo, a grandes masas, pero no se engañen, porque tienen su propio peso específico dentro de la música española, y cuentan con muchos, muchos seguidores. Su estilo particular me parece un punto decisivo a favor de la calidad y personalidad del trabajo que hacen.

Este tema, que me encanta, especialmente la versión del vídeo, pertenece a su último disco “Trece Lunas” del que han hecho una gira que ya termina el día 27 en el Teatro Lara con un acústico especial. Habla sobre cómo, aunque a medida que pasa el tiempo nos hacemos más fuertes, siempre somos vulnerables ante el amor, siempre podemos acabar heridos. Podéis escuchar la versión incluida en el LP en este otro enlace: http://www.youtube.com/watch?v=v8__37u_GmU  

Espero que os guste.

Fragile

Life forced me to be old
Long time ago
I learned how to be strong
Nobody wants to be broken
We just want to be in love
I don’t want anymore
that just I smile
but I usually cry
at the same time

Nobody wants to be broken
We just want to be in love

But I’m still, but I’m still fragile
But I’m still, but I’m still fragile

Nobody wants to be broken
We just want to be in love

But I’m still, but I’m still fragile
But I’m still, but I’m still fragile

Nobody wants to be broken
We just want to be in love

But I’m still, but I’m still fragile
But I’m still, but I’m still fragile

Frágil

La vida me obligó a ser mayor
Hace mucho tiempo
Aprendí a ser fuerte
Nadie quiere estar roto
Sólo queremos estar enamorados
No quiero nunca más
Que sonría
Pero generalmente llore
Al mismo tiempo

Nadie quiere estar roto
Sólo queremos estar enamorados

Pero aún, pero aún soy frágil
Pero aún, pero aún soy frágil

Nadie quiere estar roto
Sólo queremos estar enamorados

Pero aún, pero aún soy frágil
Pero aún, pero aún soy frágil

Nadie quiere estar roto
Sólo queremos estar enamorados

Pero aún, pero aún soy frágil
Pero aún, pero aún soy frágil

Cassettes y cedés titulados “Varios”

Creedence Clearwater Revival tienen algunos de los temas más versionados de la Historia, y su influencia es innegable en todo el panorama musical. Pero no me voy a centrar en CCR en este post, sino en la época en la que la pasión por la música nació en mí.

Este fin de semana, escuchando su increíble música en La Cabaña en el precioso paraje de El Castañar de mi ciudad natal, Béjar, vino el recuerdo de momentos compartidos con amigos a los que les descubrí sus temas a la par que ellos me descubrían a mí otra música.

Tengo debilidad por el intercambio de bandas, estilos, canciones de cualquier época con cualquiera que sufra también esta debilidad. Siento desasosiego de saber que hay auténticas obras de arte aún esperando que las encuentre y es por ello que escucho y escucho, como el que nunca encuentra aquello que le completa.

Recuerdo y conservo con cariño aquellos “cassettes” y “cedés” titulados “Varios”, en los que grabábamos desde Nivana, Bruce Springsteen, Queen y Deep Purple hasta Siniestro Total, NOFX y No Doubt (en el concierto que aparece en el vídeo del link estuve yo), pasando por PennywiseMecano… Lo que es un “Varios”. Cuando salía con alguna chica separaba la música en “Tranquila” y “Varios”, grabando en el primero lo que podíamos escuchar juntos y en el segundo todo lo demás. Siempre se colaba alguna canción un poco más movidita, pero en “Tranquila” predominaban las baladas. Mi concepto de balada, también he de decirlo, estaba un poco desdibujado, incluyendo como tal el All Along the Watchtower, siendo interrogado, inmediatamente tras comenzar a sonar, sobre mis conocimientos de Alejandro Sanz o Sergio Dalma, extensos también aunque en este caso por supervivencia. Disculpen la ausencia de enlaces.

Es conveniente recordar que antes no existía el uso extendido de Internet, y mucho menos para compartir y descubrir música, por tanto, las reuniones con amigos, la radio y TV, y el intercambio de música era la manera de hacerlo. Recuerdo que en el verano de 1997 mis padres me regalaron mi primera guitarra, y yo, loco por hacer sonar aquello distinto a un gato en celo con un ataque de risa, me “empoyé” un método de guitarra y conseguí tocar canciones decentemente, lo que hacían aquellas reuniones de guitarras algo maravilloso.

Los conciertos de nuestros grupos favoritos fueron llegando: festivales, locales minúsculos, estadios… No tengo ni un solo mal recuerdo de ninguno de ellos, si bien es cierto que por aquel entonces los conciertos significaban moratones, cansancio extremo, pérdida de ropa y afonía, pero disfrutábamos como locos. Nunca fui de los que se subían al escenario para tirarse confiado sobre la muchedumbre, porque vi en infinidad de ocasiones cómo se abrían las aguas, lo que provocaba el aterrizaje de la cara del sujeto en el suelo. Por lo demás los vivía plenamente . Si me meto hoy en este plan en uno de aquellos tengo la certeza de que moriré. Llámenle falta de costumbre o edad. O que hay un momento para cada momento.

Actualmente tengo poca disponibilidad “conciertil” debido a mi incipiente paternidad, aunque esto me permite ir a conciertos de Cantajuego donde, aunque nadie se sube al escenario para tirarse, lo paso bomba gritando “chuchuwá, chuchuwá, chuchuwá wá wá” y viendo cómo disfrutan los peques. Y bueno, hablando en serio, nunca rechazo una invitación a tiempo. ¿Música y compañía agradable? Como se dice comúnmente, me apunto a un bombardeo a las 3 de la mañana de un 2 de Enero. Pensando, de hecho, me doy cuenta de que he conocido gente increíble en conciertos.

 

I Will Wait – Mumford & Sons (Letra y traducción)

Hoy tenía la necesidad imperiosa de escribir, pero es uno de esos días en los que no sale nada, o lo que sale no tiene forma concreta, no me gusta. Después de tres borradores, que ahí se quedarán hasta que suene la flauta, voy a colgar algo un poco más prosaico como una canción que sí me gusta.

Esta banda ha sido un reciente descubrimiento para mí y he de decir que me encanta por algunas de las cosas que dicen y por las canciones tan alegres que interpretan. Como muestra este vídeo, en el que se puede ver a la gente disfrutando como loca de su directo, en parte porque la canción incita, en parte porque los propios integrantes se lo están pasando en grande.

Este tema, concretamente, habla de superar un punto de la vida complicado, dejarlo atrás, mirar al futuro y cambiar de actitud. Me queda la duda de si realmente se le puede dar un sentido religioso o místico, puesto que tienen otras canciones en las que sí se lo dan, y de hecho mucha gente la cataloga de “Christian band”, por tanto es bastante probable. No sé, vosotros mismos podéis darle una interpretación.

Well I came home
Like a stone
And I fell heavy into your arms
These days of dust,
Which we’ve known
Will blow away with this new sunAnd I’ll kneel down;
wait for now
And I’ll kneel down; know my ground

And I will wait, I will wait for you
And I will wait, I will wait for you

So break my step,
and relent
Well you forgave, and I won’t forget
Know what we’ve seen
and him with less
Now in some way
shake the excess

But I will wait, I will wait for you
And I will wait, I will wait for you
And I will wait, I will wait for you
And I will wait, I will wait for you

Now I’ll be bold
As well as strong
And use my head alongside my heart
So tame my flesh
And fix my eyes
A tethered mind freed from the lies

But I’ll kneel down; wait for now
I’ll kneel down; know my ground

Raise my hands;
paint my spirit gold
Bow my head;
keep my heart slow

‘Cause I will wait, I will wait for you
And I will wait, I will wait for you
And I will wait, I will wait for you
And I will wait, I will wait for you

Vine a casa
Como una piedra
Y caí a plomo en tus brazos
Estos días de polvo
Que hemos vivido
Se irán volando con este nuevo sol

Y me arrodillaré,
esperaré por el momento
Y me arrodillaré, conoceré mi tierra

Y esperaré, esperaré por ti
Y esperaré, esperaré por ti

Interrumpiré mi paso,
Y me tranquilizaré,
Perdonaste y yo no olvidaré,
Sé lo que he visto,
y a él, con menos
Ahora, de alguna manera,
me sacudiré el exceso.

Y esperaré, esperaré por ti,
y esperaré, esperaré por ti.
Y esperaré, esperaré por ti,
y esperaré, esperaré por ti.

Así que seré valiente,
Fuerte también,
Y usaré mi cabeza con mi corazón,
Templaré mis carnes,
Y fijaré mis ojos,
Mente atada, libre de mentiras.

Y me arrodillaré, por ahora esperaré,
Y me arrodillaré, conoceré mi tierra.

Levantaré las manos,
Pintaré mi espíritu de oro,
Inclinaré mi cabeza,
Mantendré lento mi corazón.

Porque esperaré, esperaré por ti,
y esperaré, esperaré por ti,
y esperaré, esperaré por ti,
y esperaré, esperaré por ti.

Nessun Dorma – Traducción e interpretación

Pulse play en el vídeo.

Hoy escribo sobre una más que bella pieza de ópera, emocionante e incombustible. El compositor es Giacomo Puccini, y la ópera, inconclusa, Turandot.

Al final de la composición, aparece un aria que se llama “Nessun Dorma”, en el vídeo que cuelgo interpretado por el eterno Luciano Pavarotti. Me ha costado encontrar una versión con buen audio. Nessun Dorma es una de las arias más populares y la inmensa mayoría ya la conoce, pero creo importante saber de qué habla el aria, para así interiorizar más la música, por lo que también es aconsejable escucharla mientras se leen estas líneas. Las óperas cobran un nuevo sentido cuando uno sabe exactamente lo que cuentan y puede llegar a hacer que conecte más directamente con los sentimientos. Si ya por sí solas las melodías son bellas, puestas en boca de un tenor haciendo un papel dentro de una historia contada en directo sobre un escenario, el resultado es único.

Turandot
Turandot es en la ópera una princesa de la antigua China que impuso, para poder casarse con ella, que el pretendiente que lo deseara, tuviera que descifrar tres enigmas para poder acceder al enlace o en caso contrario ser ejecutado. Se quería hacer valer, por lo visto.

Tras multitud de ejecuciones por intentos fallidos, un misterioso príncipe que, Turandot no sabe, se llama Calaf, es capaz de descifrarlos, pero la princesa no quiere aún así acceder a casarse con él. Calaf propone un nuevo acertijo por el que, si durante esa noche la princesa consigue descifrar el nombre del príncipe él morirá al alba, pero si, por lo contrario, falla, se casará con él. Turandot ordena pena de muerte para todo aquel que, sabiendo el nombre del príncipe desconocido, no lo diga. La guardia recorre Pekín gritando “Nessun dorma”, que nadie duerma para intentar descifrar el nombre en cuestión.

En el aria la voz que habla, a excepción de la primera frase que la dice la guardia de la princesa, es la del príncipe Calaf que canta seguro de su victoria y de que se ganará el amor de Turandot. La parte de la letra que hacen voces de mujer, no aparece en el vídeo ya que no hay coro, pero se puede encontrar en otras versiones en YouTube. Imagino que las que hablan en esta parte son mujeres enamoradas de Calaf que aun sabiendo su nombre, no lo revelarán y por tanto serán ejecutadas. Este era el caso de Liù, una criada que es ejecutada por resistirse a desvelar el nombre del príncipe.

Nessun Dorma

Il principe ignoto
Nessun dorma!
Nessun dorma!
Tu pure, o Principessa,
Nella tua fredda stanza
Guardi le stelle
Che tremano d’amore e
di speranza.
Ma il mio mistero è chiuso in
me,
Il nome mio nessun saprà!, no, no
Sulla tua bocca lo dirò!…
Quando la luce splenderà,
Ed il mio bacio scioglierà il silenzio
Che ti fa mia!…
Voci di donne
Il nome suo nessun saprà…
E noi dovremo, ahimè, morir, morir!…

 

Il principe ignoto
Dilegua, o notte!… Tramontate, stelle! Tramontate, stelle!…
All’alba vincerò!
vincerò! vincerò!
El príncipe desconocido
¡Que nadie duerma!
¡Que nadie duerma!
¡También tú, oh Princesa,
En tu fría habitación
Miras las estrellas
que tiemblan de amor y
de esperanza…!
¡Mas mi misterio está encerrado
en mí!,
¡Mi nombre nadie lo sabrá! No, no
Sobre tu boca lo diré
Cuando la luz brille
¡Y mi beso fulminará el silencio
que te hace mía!
Voces de mujeres
Su nombre nadie sabrá…
¡Y nosotras, ay, deberemos, morir, morir!

 

El príncipe desconocido
¡Disípate, oh noche! ¡Ocultaos, estrellas! ¡Ocultaos, estrellas!
¡Al alba venceré!
¡venceré! ¡venceré!

Terminada el aria, la historia cuenta que Turandot no consigue descrifrar el nombre de Calaf que ilusionado le dice a la princesa que la ama. Aún con estas, Turandot le pide que se marche y Calaf entonces le confiesa su nombre para que haga con él lo que le plazca. Turandot, conmovida por primera vez por la entrega de Calaf, anuncia el nombre del príncipe y dice “Il suo nome è …Amor”, su nombre es “Amor”.

A mí, desde luego, me conmueve cada vez que la escucho.

Silencio

El silencio es el ruido más fuerte, quizás el más fuerte de los ruidos.
– Miles Davis, músico de jazz estadounidense

En un principio, nos podría parecer que el silencio no habla por sí mismo, ya que es la ausencia de conversación, de ruido, de cualquier sonido. El silencio es la definición de precisamente no comunicar nada mediante sonidos.

Pero, obviamente, esto no es así. Hay infinidad de cosas que se pueden decir mediante un silencio. Es más, creo que el silencio es mucho más locuaz que muchas conversaciones, tanto para bien como para mal.

El silencio puede hablar de traición cuando esperas que alguien dé la cara por ti. O provocar decepciones al no recibir la respuesta que anhelas. Es un recurso muy elástico, pues quien hace el silencio no tiene que hacer nada, simplemente permanecer callado, y con ello conseguir diferentes resultados, sin necesidad de articular palabra. La persona que esperaba las palabras lentamente irá haciéndose a la idea de que nunca recibirá respuesta. Es también, pues, una manera lenta de acometer una decisión, la de decir lo que vas a decir permaneciendo callado. Depende del grado de auto-engaño del que sea capaz quien recibe el silencio, el tiempo que trascurrirá hasta enfadarse, pedir réplica o replicar con otro silencio que probablemente nunca más se vea roto. El omitir información mediante callar, provoca en muchas ocasiones reacciones no deseadas en el contrario gracias a las suposiciones. Traición, decepción, indiferencia, manipulación, enfado, desdén, malentendido. Muchas son las caras desagradables del silencio.

Por otro lado, ¿hay algo más interesante que el silencio bien entendido? Adornado con miradas, con comentarios y preguntas retóricas que no esperan contestación. Intentar el silencio sin conseguirlo, hablando al oído. La comodidad en la ausencia de innecesaria conversación vacía, dejando a los sentidos que hablen, que bailen al son de una balada que se mete en el pecho.

El silencio queda roto, entonces, por dos latidos al unísono.

Miles Davis – My Funny Valentine

Música

Igual de perfecta    que dos cuerpos vibrando
Que el aroma a jazmín    impactando en tu olfato
Que la lluvia de mayo    cayendo en tus brazos
Que el baile de un árbol    al son de tu canto

Tan cálida como un    abrazo en diciembre
Como el amor pasional   que cala en los huesos
El impulso imparable,    la belleza en lo simple
Como tu pecho latiendo,    durmiendo en mi lecho

Música
Traes orden al caos
El viaje al más claro    rincón en la mente
Al lugar de recuerdos    alegres y gratos
Y ninguna pena    se toca o se siente

Elevas las almas
Apaciguas y cuidas
Acompañas y animas
Enluces y reparas

Muy poco hablamos    del que te crea
Del que hace del mundo    redondo y perfecto
Y con su arte complejo    de clave y corchea
Regala al oído    la vida in crescendo

Música
No hay más    verdad que la tuya
Con la que a bailar    tu balada nos llama
Y si la verdad    nos hace libres
Libre es    el que te ama